esen +34 952 514 004 L - V 10:00 - 14:00 ; 17:00 - 20:00 | S 10:00 - 20:00 | D 10:00 - 15:00 Diseminado Chilches Rural, 84, Benajarafe, Málaga

Hablamos sobre la Poda

Estamos a finales de Enero, la primavera se encuentra a la vuelta de la esquina y como todos los años por estas fechas, llega la temporada de la poda. Por ello hemos querido crear esta publicación donde de una forma un tanto básica, te explicaremos desde la importancia de la poda, hasta las herramientas que necesitas para llevarla a cabo, pasando por los tipos de poda más comunes. ¡Vamos allá!

¿Por qué es importante la poda de árboles y plantas?

El fundamento de la poda es establecer un equilibrio entre las ramas y el sistema radicular. Además de esto, también tiene una serie de beneficios que hay que tener en cuenta:

  • Al podar, estás cuidando la salud del cultivo: Cuando quitas algunas ramas y hojas, estás incentivando a la planta a que produzca nuevos brotes, de donde nacerán nuevas ramificaciones que crecerán con mayor vitalidad y fuerza.
  • ¡Sol para todos!: Al podar las copas de los árboles, estamos permitiendo que el sol acceda de forma más directa a su interior, eso hace que aumentemos la vitalidad de esta zona. Además, tenemos que tener en cuenta, que los rayos de sol, son esenciales para controlar la presencia de plagas e insectos.
  • Cuando podamos, estamos mejorando la producción del cultivo: Al quitar las hojas y ramas viejas, deterioradas, secas o dañadas por las plagas, estamos haciendo que la savia se distribuya de una forma más eficiente a través de las ramas saludables, por lo que eso tiene una relación directamente proporcional con la calidad y cantidad de frutos o flores que dará esa planta.
  • ¡Adiós a los bichitos!: De lo mejorcito que podemos conseguir con la poda es decirles adiós a esas indeseables plagas que llevan atacándonos todo el año… Para ello simplemente debemos cortar las ramas enfermas, haciendo así que la cantidad de insectos, hongos, etc, que están atacando a la planta, disminuyan de forma considerable, haciendo así la plaga mucho más controlable e incluso erradicándola.
  • Controlamos el tamaño y la forma de nuestras plantas: Algo básico tanto en gran cantidad de plantas, sobre todo en setos, es darle la forma que nosotros deseemos, por lo que la poda es la herramienta fundamental para conseguir este objetivo.

En conclusión: Con una correcta poda, no sólo estaremos manteniendo en perfectas condiciones nuestras plantas, sino que también estaremos controlando su crecimiento, su forma y en caso de ser un árbol frutal, su producción.

¿Qué tipos de poda existen?

Antes de ponernos manos a la obra, debemos de tener muy claro, qué estamos buscando con este proceso y, sobre todo, qué necesita realmente nuestro árbol o planta.

Hay varios tipos de poda, pero principalmente podemos destacar dos, la poda de formación y la de mantenimiento:

La poda de formación

El objetivo principal de este tipo de poda es darle un determinado aspecto determinado a la planta, pero además de eso también conseguimos lo siguiente:

  • Dirigir o limitar el crecimiento: Si dejáramos crecer nuestros árboles y plantas libremente, acabarían teniendo un aspecto demasiado salvaje, haciendo que nuestro jardín parezca dejado o abandonado… Mientras que, si dirigimos el crecimiento de estas especies, podemos hacer auténticas maravillas. Un ejemplo claro de esto son los setos y los bonsáis.
  • Controlar la producción: En el caso de que no controlemos demasiado bien el crecimiento de una planta, su floración puede llegar a ser demasiado voluminosa en cuanto a cantidad de flores se refiere, consiguiendo así que el árbol o la planta no tenga suficiente energía como para hacer llegar la savia necesaria para alimentar a todas esas flores, por lo que, en consiguiente, se convertirán en frutos de mala calidad en el caso de que estemos hablando de árboles frutales.
  • Evitar la aparición de plagas y enfermedades: Si hacemos una correcta poda, estaremos haciendo que nuestras plantas se desarrollen con más fuerza y vitalidad. Además de esto evitaremos la ruptura de las ramificaciones más débiles, eliminando así la principal puerta de entrada de los organismos infecciosos.

La poda de mantenimiento

Este tipo de poda consiste en eliminar las partes del árbol más indeseables, como lo son ramas secas, mamones, ramas débiles o enfermas, hojas secas, etc.

Este proceso normalmente se hace una vez que el árbol tiene ya su forma definida y se hace durante toda la vida de este. Según la especie, la periodicidad debe ser mayor o menor, por lo que, para ello, es fundamental que conozcas cuáles son los requisitos de la especie que tienes plantada.

Otros tipos de poda

  • Poda de fructificación: Este tipo de poda la realizamos principalmente en árboles frutales. El objetivo es equilibrar las yemas de fruta con las yemas de madera, para así obtener unos frutos de mayor calidad.
  • Poda de floración: Como en la poda de fructificación, lo que hacemos es buscar un aumento de calidad, en este caso de las flores de nuestras plantas. Un ejemplo de plantas que requieren este tipo de poda son las hortensias y los rosales.
  • Poda de rejuvenecimiento: Este tipo de poda se realiza principalmente a árboles que se han mantenido sin podar durante un largo tiempo. El objetivo principal es recuperarlo reduciendo las ramas secas, entrecruzadas, envejecidas, etc…

¿Cuáles son las herramientas de poda?

En función de las necesidades que tengamos, hay distintos tipos de herramientas. Las más destacadas son:

  • Tijeras de poda: Es lo más común para realizar una poda. Podemos distinguir las de una mano y las de dos, dejando las de una mano para ramas finas y las de dos para troncos algo más gruesos.
  • Serruchos: Con una gran capacidad de corte, este tipo de herramientas se usa para la poda de ramas gruesas.
  • Cortasetos: Son herramientas ideales para hojas y ramas finas. En caso de que tengas muchos setos que podar, esta es tu máquina, ya que agilizará notablemente tu trabajo.

Una vez hablado de las herramientas, es fundamental tocar los aspectos de seguridad a tener en cuenta, por ello, para una poda con unas mínimas garantías de que no acabe mal la cosa, desde nuestro punto de vista, es imprescindible usar al menos dos elementos de seguridad:

  • Guantes: Evita en cierto modo cortes, pinchazos y reacciones alérgicas
  • Gafas o visera: Parece una tontería, pero lo más normal cuando estás cortando con un serrucho la rama de un árbol, mirando hacia arriba, es que se te quieran colar astillas dentro del ojo… Esto lo solucionamos fácilmente con unas gafas de seguridad o una visera de poda.

Conclusiones

En definitiva, con este post hemos intentado transmitiros la importancia de una correcta poda para:

  • Darles una forma deseada a nuestras plantas
  • Aumentar la producción
  • Disminuir las plagas

Para ello, debemos saber los requisitos de poda que necesita cada una de las plantas que tenemos. Una vez sabiendo esto y el tipo de poda que vamos a efectuar, usar las adecuadas herramientas y equipo de seguridad para llevarla a cabo.

Deseamos de corazón que te haya servido este post, para que tu jardín luzca como el de un profesional. Como siempre, te recordamos que puedes encontrarnos en nuestro Garden Center de Benajarafe (Málaga), donde tenemos para ti mas de 10.000 metros cuadrados de instalaciones y un equipo altamente cualificado, que estará encantado de atenderte y ayudarte a resolver cualquier duda que puedas tener. ¡Te esperamos!

Además si necesitas ayuda para la poda de tu jardín, puedes contactar con nosotros para informarte acerca de nuestro servicio de poda y mantenimiento de jardines y zonas verdes. Pídenos presupuesto sin ningún tipo de compromiso.

Vías de Contacto:

Email: Info@gardenflorymar.com

Teléfono: +34 952 514 004

Facebook: @GardenFlorymar

Instagram: @GardenFlorymar

Dirección: Diseminado Chilches Rural, 84, 29790, Benajarafe, Málaga